Saltar al contenido

Clúa

clua

Este microcoche fue construido por Construcciones Mecánicas Clúa en Barcelona. Aunque fabricaba motocicletas, en Clúa existió un continuo interés por lanzar al mercado un vehículo de cuatro ruedas económico. En la Feria Internacional de Muestras de Barcelona del año 1955 presentaron el primer prototipo de un vehículo de cuatro ruedas.

Este primer modelo, que no pasaría a la fase de comercialización, utilizaba un bastidor tubular sobre el que se instalaba en su parte delantera un motor formado por la conjunción de dos motores monocilíndricos de motocicleta que daban una cilindrada total de 398 cc. La transmisión se realizaba a las, ruedas delanteras por medio de un pequeño diferencial. La suspensión delantera se encargaba a un esquema de doble brazo y detrás se recurría a ruedas semi-independientes unidas a un basculante tubular. La primera carrocería que se diseñó para esta base se trataba de un dos plazas descapotable con indudable inspiración en algunas realizaciones inglesas.

Debido a los problemas administrativos. este primer diseño no pasaría a la gran serie. Posteriormente se estudiaría una segunda carrocería con las mismas soluciones de mecánica y bastidor para, en 1956, presentar la carrocería definitiva diseñada por Serra. En junio de este año las formas del Clúa ya habían adoptado su configuración definitiva. pero aún se seguía anunciando, e incluso publicitando, la presencia de un motor bicilíndrico de dos tiempos y tracción delantera. Habría que esperar hasta el año 1958 para solucionar todos los problemas administrativos y que el coche estuviera definitivamente a la venta.

Lo curioso es que en esos dos años se cambió radicalmente la primera mecánica y el esquema de suspensiones y transmisión, comercializando finalmente el coche con un motor de cilindros opuestos de cuatro tiempos con una cilindrada de 500 cc del que se obtenían 17 CV a 5.000 rpm. La transmisión pasaba a las ruedas traseras mediante la utilización de un eje rígido procedente del Fiat Topolino.

La producción apenas duró un año, en el que se construyeron 207 ejemplares.